Niño ora y puñado de galletas se multiplica alimentando a centenares


Este es el testimonio que una misionera relata haber vivido en una aldea de Africa. Un, inusual, pero maravilloso milagro de multiplicación tras una sencilla oración hecha por un niño; quién entendió que solo hay que creer para ver, porque para el que cree todo le es posible. Marcos 9:23 En su página de Facebook, Heidi Baker, una misionera que actúa en diversas regiones del mundo, relató el milagro fuera de lo común en cuanto a lo que a peticiones se trata, pero que de igual forma la dejó impresionada. Ella señaló como “enseñan a sus hijos a orar si necesitan comida”, sobre la base de lo que muestran las Escrituras. “Eso es lo que sucedió en la Biblia, y la Biblia es lo que vivimos. Por eso, nos basamos en las historias de la Biblia”, aseguró. Este milagro se realizó ante la petición de Juma, uno de los niños atendidos por la misión Iris Global quién oró y las galletas disponibles fueron multiplicadas sorprendentemente. No solo fueron multiplicadas sino que también fue suficiente para repartir a todos los que estaban siendo atendidos y quedó una gran reserva para que pudieran seguir disfrutando los días siguientes.