La Semana Santa en Jerusalén inicia sin peregrinos


Este Domingo de Ramos en Jerusalén no tuvo ramos ni la presencia de los miles de peregrinos que cada año recorren las laderas del Monte de los Olivos, sino un panorama desierto. Las autoridades sanitarias desinfectan las zonas de mayor concurrencia para prevenir el contagio de los fieles en caso de que las personas asistan a los lugares históricos. En el muro de los lamentos, los judíos asisten para realizar sus rezos manteniendo una distancia mínima de casi 2 metros. El ejèrcito y la policia recorren la ciudad observando quienes acatan las ordenanzas sanitarias y en algunos casos cerrando algunos lugares donde no se tomaron las precauciones debidas.