Evangélicos de Argentina expresan estupor por interrupción legal del embarazo


En medio de la emergencia del COVID-19, el Ministerio de Salud de Argentina ha impuesto ciertas restricciones para evitar un colapso en los centros médicos del país que atienden a las personas contagiadas del virus.Sin embargo, ha dejado en claro que la interrupción legal del embarazo (ILE) y el acceso a métodos anticonceptivos quedan fuera de estas restricciones, según informa Todo Noticias. El coordinador del Salud de la Adolescencia del Ministerio de Salud, Juan Carlos Escobar, dijo que estos dos servicios son considerados "esenciales", en medio de las fuertes limitaciones de actividades por la cuarentena.                                                                                                                                                                                                              Luego de estas declaraciones, la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA) publicó un comunicado para expresar su “estupor y dolor ante manifestaciones del Sr. Ministro de Salud y, posteriormente, del Coordinador de Salud de la Adolescencia del Ministerio de Salud, que bajo la falacia de ‘garantizar las prestaciones para prevenir el embarazo no intencional adolescente’, lejos de prevenir, deja abierto el camino para continuar con la práctica del aborto en nuestros centros de salud”. “Este acto, camuflado detrás del dolor y la angustia que produce el embarazo no intencional, muestra claramente que la agenda de destrucción de la vida intenta seguir adelante, aun en momentos en que el sistema de salud limita todas sus actividades y recursos para concentrarse en la atención de la pandemia y que la sociedad gime para librarse de las garras de la muerte”, añade el texto a nombre de las más de 15 mil iglesias que componen ACIERA. Esta organización evangélica deja en claro su compromiso a defender la vida.